Tarta de queso la Maria

21,47 €
Impuestos incluidos
Es difícil conseguir una tarta de queso cremosa, suave y ligera. Pero aquí la tienes, así es, cuando unes un buen queso en crema, una buena nata, y mucho cariño.... es un espectáculo disfrutarla
Cantidad

Este producto será enviado en frío
  Gastos de envío

GRATUITOS en pedidos superiores a 69€

  Envíos en frio

tus envíos con temperatura controlada

  Términos y condiciones

consulte las condiciones de compra

Pasarela de pago de forma segura y rápida

Es difícil conseguir una tarta de queso cremosa, suave y ligera. Pero aquí la tienes, así es, cuando unes un buen queso en crema, una buena nata, y mucho cariño.... es un espectáculo disfrutarla
05061
942 Artículos

Ficha técnica

Familia
203
UnidadesCaja
1
Forma
2
UnidadTipo
UD

5 productos en la misma categoría:

Disponibilidad: 963 En stock
Sin duda alguna la estrella de nuestra sección de repostería, un fino bizcocho casero humedecido con una mezcla de la casa (es secreto) cubierta con una crema pastelera casera y rematada con un baño de almendra marcona caramelizada a fuego lento, simple pero espectacular, lo que si le aseguro es que no ha probado nada igual.
Disponibilidad: 28 En stock
Es una tarta muy fresquita, con un intenso sabor a piña, y un aroma que con solo abrirla ya apetece, es una tarta que se puede adaptar a cualquier menu o carta, perfectamente se pueden cortar 16 raciones de menu o porcinarla más grande para carta. Un postre delicioso al alcance de todos.
Disponibilidad: 19606 En stock
Una fina capa de bizcocho casero que emborrachamos con café solo, (bueno lo bautizamos un poco) montamos la nata y el queso mascarpone y le regalamos una fina lluvia de cacao puro, sencillo y a disfrutar
Disponibilidad: 930 En stock
Bizcocho casero bañado con chocolate negro, cubierto de una suave y cremosa capa de nata montada, regado generosamente con una lluvia de trocitos de chocolate blanco, rico rico......
Disponibilidad: 957 En stock
Cuanto nos costo poner en marcha este postre, investigamos hasta conseguir el equilibrio perfecto entre la dulzura, la cremosidad y el fino sabor de la almendra. Ponemos una crema de almendra con un 70% de almendra, la mezcla ideal para que sea suave y rica, solo utilizamos almendra española batida y reposada para conseguir ese toque mediterráneo que nos recuerda los mejores turrones.