QUESO MANTECA MINI VACIO MANZANO

Los quesos de oveja Disantos se elaboran en La Mancha, en las llanuras de la provincia de Cuenca, con recetas artesanales, en modernas instalaciones a partir de leche pura de oveja pasteurizada.. Este queso manchego hará las delicias de el paladar mas exigente, es un queso suave, agradable, de fácil comer, con un gusto muy diferenciado y un excelente bouquet. Lo puede disfrutar en cualquier momento, en un aperitivo, un entrante,una comida, una merienda, con unos frutos secos, con una copa de vino blanco o maridandolo con un buen jamón, ya sea ibérico o blanco. Le hará pasar un rato agradable.
El oveja manteca de Disantos se encuentra en su punto optimo de curación después de 250 / 300 días reposando en nuestras instalaciones dejando pasar el tiempo y absorbiendo todos los aromas que le proporciona su cubierta de manteca de cerdo ibérico, su curación es lenta, con mimo, volteándolo y recibiendo todo el cariño de nuestros expertos maestros queseros. El resultado es un queso espectacular, excelente que te traslada a las viejas llanuras manchegas recordando sabores de otros tiempos. su textura es firme y compacta, mantecosa al paladar, con un color marfil amarillento y un sabor Intenso, persistente.

Disponibilidad: En existencias

Descripción del producto

Detalles

Los quesos de oveja Disantos se elaboran en La Mancha, en las llanuras de la provincia de Cuenca, con recetas artesanales, en modernas instalaciones a partir de leche pura de oveja pasteurizada.. Este queso manchego hará las delicias de el paladar mas exigente, es un queso suave, agradable, de fácil comer, con un gusto muy diferenciado y un excelente bouquet. Lo puede disfrutar en cualquier momento, en un aperitivo, un entrante,una comida, una merienda, con unos frutos secos, con una copa de vino blanco o maridandolo con un buen jamón, ya sea ibérico o blanco. Le hará pasar un rato agradable. El oveja manteca de Disantos se encuentra en su punto optimo de curación después de 250 / 300 días reposando en nuestras instalaciones dejando pasar el tiempo y absorbiendo todos los aromas que le proporciona su cubierta de manteca de cerdo ibérico, su curación es lenta, con mimo, volteándolo y recibiendo todo el cariño de nuestros expertos maestros queseros. El resultado es un queso espectacular, excelente que te traslada a las viejas llanuras manchegas recordando sabores de otros tiempos. su textura es firme y compacta, mantecosa al paladar, con un color marfil amarillento y un sabor Intenso, persistente.

Información adicional

Información adicional

Envío en frío